los peligros de la medicina estética low cost

Los peligros de la Medicina Estética Low Cost

Está claro que el término Low Cost se ha extendido en muchos ámbitos y sectores económicos, debido a la situación de disminución de poder adquisitivo de muchas familias, que recurren a consumir productos de menor calidad o de «marca blanca».

Pero cuando hablamos de temas de salud, asociarlo con medicina estética low cost no suena nada bien, ¿no?

Y es que a la hora de realizarnos un tratamiento estético o médico estético debemos tener una serie de precauciones, tanto en la elección del Centro y el/la profesional, como la técnica a realizar.

Desgraciadamente existe una proliferación de servicios y centros Low cost, que nos lleva a pensar que tras ese bajo coste, se esconde una bajada de calidad en el servicio.

Bien puede ser del profesional que nos atiende, que no cuente con la homologación académica que requiera el servicio que nos vamos a realizar, bien por un producto de baja calidad, o lo que es peor aún, que el servicio esté asociado a una técnica no homologada.

Hyaluron Pen

Dentro de las técnicas no homologadas que más se usan es el uso del HYALURON PEN.

Según Jesús Muñoz, editor de Beauty Med, dice textualmente:

«El ‘hyaluron’ o ‘hyaluronic pen’ es una técnica estética facial que consiste en introducir ácido hialurónico u otros principios activos en la piel por presión sin utilizar ningún tipo de aguja».

hyaluron pen medicina estética low cost
Hyaluron Pen, una técnica no homologada de uso de ácido hialurónico

Pero he aquí que la omnipresente FDA, Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), por donde pasa todo medicamento o dispositivo para su visto bueno y uso aceptado en medicina estética, ha hablado y advierte: «No use dispositivos sin agujas para la inyección de rellenos dérmicos».

Y lo dice porque, argumenta, es consciente de lesiones graves y, en algunos casos, daños permanentes a la piel, los labios o los ojos derivados del uso de dispositivos sin agujas.

Qué dice el SEME sobre los falsos ácidos hialurónicos

La SEME (Sociedad Española de Medicina Estética), además de advertir de los peligros de su uso, nos alerta sobre los riesgos de los formatos de ácido hialurónico que se emplean en dicha técnica.

Actualmente, existe en el mercado un ácido hialurónico de tipo cosmético o tópico que puede ser aplicado por el propio usuario cosmético y por profesionales de la estética, siempre que no atraviese la piel y sea para mejorar su hidratación, consiguiendo un efecto flash de turgencia, pero no un relleno real de relleno ni duradero como cuando es inyectado por un especialista.

Además, estos métodos, que tratan de hacer penetrar el producto sanitario por contacto a través de la piel mediante un dispositivo a presión, pueden dificultar el control de la cantidad real de producto que penetra en la misma, pero sobre todo por no poderse controlar el plano de la piel en el que se inyecta, que por la propia técnica suele ser muy superficial, puede provocar un alto riesgo de encapsulamiento y granuloma (reacción a cuerpo extraño).

⚠️ Según el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, el ácido hialurónico debe ser infiltrado por un médico y en un establecimiento que cuente con los recursos humanos, medios técnicos y materiales que permitan hacer frente a sus posibles efectos adversos, debiendo tener en cuenta las previsiones recogidas en el Real Decreto 1277/2003 y que el centro cuente con licencia para la realización de medicina estética.

La organización recuerda la importancia de acudir a una consulta médica para tratamientos con productos inyectables.

Bolígrafos de Plasma Pen

Otro dispositivo que desata todas las alertas son los conocidos como Bolígrafos de Plasma Pen.

Estos dispositivos en forma de bolígrafo convierten la energía eléctrica en un gas estimulado eléctricamente, que se pulsa justo encima de la piel.

«Casi parece un pequeño rayo saliendo del bolígrafo»

Dr. Frank

Aproximadamente a 1 mm por encima de la epidermis, el oxígeno y el nitrógeno chocan, produciendo plasma, que se bombea hacia la epidermis, provocando una interrupción térmica (o ardor) y una eventual contracción de la piel.

«Los riesgos asociados con este dispositivo son exactamente los mismos que con cualquier forma de rejuvenecimiento con láser: pigmentación excesiva, cicatrización, curación prolongada e infección«, explica el Dr. Frank.

Como tal, los tratamientos con pluma de plasma deben ser ofrecidos solo por médicos especialistas; como dermatólogos, cirujanos plásticos o médicos estéticos. «Este no es un dispositivo de esteticista”, agrega. 

plasma pen medicina estética low cost

Los peligros que corremos pueden ser aún peores si el procedimiento que nos vamos a realizar es Médico estético.

En estos casos, debemos ponernos en manos de un médico especialista colegiado, que estará capacidad para realizar infiltraciones de toxina botulínica, ácido hialurónico, hilos tensores y demás procedimientos médicos.

Para ello la Seme nos deja una serie de consejos a la hora de elegir el Centro, el profesional y la técnica.

Sigue sus consejos, por tu salud, por tu bienestar, por tu seguridad.

Huye de la Medicina Estética Low Cost

Desde Mediestética nos sentimos con la responsabilidad de advertir e informar sobre este tipo de procedimientos no autorizados.

Recalcamos la importancia de informarse previamente de las características del Centro de Medicina Estética, la titulación de sus profesionales y las técnicas que utilizan.

Además, es indispensable solicitar una cita previa para evaluar de primera mano cada caso, y el procedimiento a seguir.

Recuerda. Con tu piel y tu salud no se juega.

5/5 - (2 votos)

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *