👉 Valora este artículo con una puntuación 👍

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Son muchos los factores que hacen que nuestra piel no presente el aspecto que quisiéramos. La sensibilidad de nuestro rostro se ve afectada por aspectos como el consumo de alcohol o tabaco, una alimentación irregular y desequilibrada, la contaminación de la ciudad en nuestro día a día, el maquillaje y las propias secreciones de la piel, que originan las impurezas que aparecen en nuestro cutis y que dificultan e incluso llegan a impedir que la piel respire adecuadamente.

higiene facial en qué consiste

Eliminar estas impurezas y hacer así posible una buena transpiración cutánea es imprescindible como paso previo a cualquier tratamiento facial específico.

¿Qué es la Higiene Facial?

La higiene facial es el tratamiento estético más eficaz para eliminar las toxinas de la piel y lucir una piel renovada, limpia e hidratada.

Consiste en eliminar impurezas y células muertas. Para ello se utiliza una espátula de ultrasonidos de acero quirúrgico, que mediante una vibración consigue desprender y retirar todo tipo de impurezas. También nos ayuda a reblandecer el poro, lo que facilita enormemente las extracciones.

Tras ese paso, toca calmar la piel mediante cosméticos o alta frecuencia, para dar paso al relajante masaje facial, que se realiza con una mezcla de serums y cremas de acuerdo a la tipología de piel que estemos tratando, nosotras la llamamos la «pócima de la belleza», por la elaboración meticulosa de la misma.

Tras el masaje y oxigenación de la piel damos paso al ritual de la mascarilla. Nuestras máscaras son de alginato, sustancia que favorece la penetración de los principios activos colocados con anterioridad, debido a su efecto filmógeno. Tenemos varios tipos de mascarillas; antiarrugas, para la flacidez, calmantes… Escogeremos aquella que mejor convenga a la piel. Finalizamos el proceso con un cosmético de tratamiento y protección solar.

¿Cada cuánto tiempo nos debemos hacer una Higiene Facial?

higiene facial con espátula de ultrasonidosLa frecuencia con la que debemos realizarnos una higiene facial depende de nuestro tipo de piel. Aquellas que presentan muchas impurezas deben realizarla con una frecuencia de entre uno y dos meses, para todas las demás pieles, se recomienda entre 3 y 4 meses.

Tras el tratamiento de higiene facial la piel queda lista para una mejor absorción de los cosméticos de uso diario.

👉 Si te ha gustado el artículo hablando de la Fotodepilación IPL con sistema E-Light te agradeceríamos tu valoración 👍

[Total: 1   Promedio: 5/5]